Los muchos pocos o los pocos muchos

muchos-pocos-y-pocos-muchos

Dentro de las estrategias para montar un negocio puedes elegir entre dos extremos igualmente rentables pero con filosofías radicalmente distintas. Por un lado puedes intentar vender a mucha gente haciendo beneficios pequeños (los muchos pocos), o en una lógica inversa, vender a muy poca gente, pero ganando grandes cantidades en cada ocasión (los pocos muchos). La primera estrategia se llama low cost y la otra lujo.

Un ejemplo de los muchos pocos: 100 Montaditos

Llevo mucho tiempo queriendo hablar en el blog de la apuesta ganadora de 100 Montaditos. Es un modelo de negocio que se ha adaptado totalmente a la crisis, y que cada vez apuesta más por los muchos pocos.

La idea es muy sencilla: una carta con cien montaditos (bocadillos miniatura), vendidos entre 1 y 2€ cada uno. Además, venden la cerveza a 1€ (la caña) y a 1,5€ (la jarra), es decir más barato que en cualquier bar. Es un concepto low cost, sin servicio de mesa, donde el cliente hace el pedido en la barra y le viene a recoger cuando le llaman.

Cuando empezó la crisis, estos establecimientos se convirtieron en un refugio para las muchas personas que querían salir pero ya no disponían de un gran presupuesto para gastar.

Pero lejos de contentarse con el éxito conseguido, la cadena ha seguido una estrategia cada vez más radical en términos de precios bajos. Desde hace unos años, los miércoles y los domingos, toda la carta está a 1€, igual que las jarras de cerveza. Pero no se han parado allí, e últimamente han lanzado otra oferta rompedora los lunes, con todos sus montaditos a 50 céntimos…

El resultado es que es difícil encontrar sitio en cualquier 100 Montaditos, mientras los establecimientos cercanos de la competencia a menudo están vacíos. Está claro que sobre un producto que se vende a 1€ o a 50 céntimos no se gana mucho dinero, pero la estrategia es claramente vender mucho para compensar los márgenes bajos.

Dos ejemplos de los pocos muchos: Moda Operandi y Charter & Dreams

A veces la estrategia ganadora es practicar precios alto, siempre que puedas ofrecer un producto de alta calidad y que encuentres personas dispuestas a pagar por el. Es lo que te explicaba hace poco en el artículo: no tengas miedo a vender más caro.

Moda Operandi

Se trata de una tienda online de moda que ofrece exclusividad para unos cuantos clientes selectos (de momento en EEUU). En concreto, vende artículos de pasarela que los clientes pueden reservar y hacer elaborar a medida antes de que salgan al mercado. Tienen a las marcas más prestigiosas, y van haciendo un seguimiento de las presentaciones en pasarela de cada una. Completan su oferta con venta de ropa de temporada.

Está claro que no todo el mundo se puede permitir comprar ropa de diseñadores, y menos aun ropa que aun no haya llegado a las tiendas. Pero con unas pocas ventas se consiguen grandes beneficios.

Charter & Dreams

Volvemos a España, con un concepto de lujo bastante innovador. Se trata de alquilar yates tripulados a personas que quieran pasar una estancia diferente, disfrutando de un crucero totalmente personalizado en las mejores condiciones, inmersas en un ambiente de lujo.

Donde el modelo de negocio es interesante es que la empresa no es propietaria de los barcos, sino que los alquila a propietarios ricos que no les dan tanto uso como quisieran y no tienen inconveniente en sacarles un poco de partido económico.

Es claramente un negocio de pocos muchos. Por ejemplo, me he centrado en un barco llamado Apache II, de 44 metros de eslora, y que se alquila por la friolera de 130.000€ por una duración de 12 días y 10 noches…

La empresa está funcionando muy bien, ya que durante esta crisis los más adinerados han visto aumentar sus patrimonios, y existe una fuerte demanda desde países en crecimiento (Rusia, China).

* *

¿Y tú? ¿Qué tipo de negocio crees más interesante? ¿Eres más de los muchos pocos o de los pocos muchos?

Artículos relacionados:

Teyoland: un Ikea con productos fabricados en España
El éxito del concepto del drive en los hipermercados franceses
Proteger los ojos de los daños de las pantallas LED

¿Te ha gustado el artículo? Hazte seguidor del blog en Google+, Facebook o Twitter.

También puedes seguir mi perfil personal en Google+.

RSS Icon Suscríbete a nuestro RSS o Abónate a nuestro boletín icono email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*