Los 10 países más ricos del mundo

los-10-paises-mas-ricos-del-mundo

La lista de los 10 países más ricos del mundo vuelve a reflejar los grandes cambios económicos que se han producido en nuestro planeta en los últimos años.

Hace casi un año habíamos publicado la clasificación de las economías mundiales basada en el Producto Interior Bruto (PIB) en Paridad de Poder Adquisitivo (PPA). Como ya lo habíamos explicado, es necesario hacer la comparación corrigiendo los datos de las diferencias de poder adquisitivo, porque sino algunas economias cuya divisa está infravalorada parecen mucho menos fuerte de la realidad, y las que se benefician de una moneda fuerte (como los países de la zona Euro), tienen una posición en el ranking que no corresponde a la realidad.

Por desgracia, la mayoría de los medios de comunicación siguen desinformándonos con el dato de los PIBs nominales, no sé si por desconocimiento o para que nuestros países europeos salgan mejor parados.

Los 15 países más ricos del mundo según el FMI eran en 2011 los siguientes:

País PIB 2011 11/10 Var
1º EEUU 15.065 = 2,8%
2º China 11.316 = 12,2%
3º India 4.470 +1 10,1%
4º Japón 4.396 -1 2,0%
5º Alemania 3.089 = 5,1%
6º Rusia 2.376 = 6,9%
7º Brasil 2.309 +1 6,3%
8º UK 2.254 -1 3,7%
9º Francia 2.217 = 3,3%
10º Italia 1.829 = 3,1%
11º México 1.659 = 1,8%
12º Corea del Sur 1.556 = 6,7%
13º España 1.413 = 3,2%
14º Canadá 1.391 = 4,6%
15º Indonesia 1.123 = 9,0%

El auge de los BRICS

Brasil, Rusia, India, China y Suráfrica (los principales países emergentes, que los periodistas llaman BRICS desde hace unos años) siguen consolidando su crecimiento. A estas alturas, ya no tiene sentido hablar de emergentes cuando 4 de los 5 países son miembros del verdadero G8 (los 8 países más ricos del mundo).

China se acerca cada vez más de la posición de liderazgo mundial. Su PIB ya equivale al 75% del de Estados Unidos, país que debería adelantar si las dos economías siguen sus tendencias en 2015 o 2016.

India ya se ha convertido en la tercera economía del mundo, adelantando a Japón, mientras Brasil es ahora un mercado más importante que el Reino Unido, y le ha quitado el séptimo puesto.

Occidente se atasca

En la mayoría de los países occidentales, el crecimiento en 2011 ha sido puramente inflacional. Solamente Alemania ha tenido una progresión del PIB algo relevante. Es notable ver como cualquiera de las economías “emergente” ha hecho mejor que la locomotora alemana, con la única excepción de México.

¿Qué futuro para Europa?

A pesar de todo, la suma de todas las economías de la Unión Europea sigue siendo el mayor mercado del mundo, por delante de Estados Unidos. Pero ya hemos visto como no existe realmente una voluntad política única, ni una verdadera gestión económica al nivel del continente. La unión monetaria, que debería haber sido el último paso de la integración entre las economías europeas, se adelantó para forzas una convergencia que nunca ha llegado, todo lo contrario. Hoy Europa intenta avanzar en una emergencia permanente, tomando medias decisiones que no llevan a ningún sitio.

Solo hay dos posibilidades: ir a más integración o volver a dar mayor protagonismo a los estados. La mejor solución sería sin duda la primera, pero las calamitosas actuaciones de los líderes políticos para conseguirlo por encima de la voluntad de los pueblos y sin reconocer sus errores acabará probablemente por favorecer un regreso desordenado a la gestión monetaria nacional, que podría significar aplazar demasiado la integración.

Para existir mañana al lado de futuros gigantes económicos como China, India, Brasil o incluso Indonesia, es muy difícil pensar en una estrategia del cada uno por su lado.

Artículos relacionados:

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*