La larga cola y el valor de ser concreto

larga-cola

 

Si estás buscando posicionarte en Google, te recomiendo que uses la estrategia de la larga cola (long tail), porque lo concreto vale más que lo genérico. Quiero decir con eso que si tus esfuerzos de SEO se centran en términos específicos, tienes muchas más probabilidades de cumplir tus objetivos que si intentas luchar por palabras claves de mucho tráfico.

 

 

¿Qué es la larga cola?

 

La formula “long tail” es un término empleado por Chris Anderson en la revista Wired en 2004 para referirse al principio de Pareto presente en muchos negocios del Internet. Estamos acostumbrados a pensar que la distribución de las cosas se hace según el reparto 80/20 (por ejemplo el 20% de los clientes representan el 80% de las ventas), pero en Internet no siempre sucede así, sino más bien al contrario. El total de acciones aisladas de poco volumen puede llegar a ser mayoritario, o incluso representar el 80% del total.

 

El término larga cola es simplemente una palabra coloquial y bastante descriptiva de la representación gráfica de esas distribuciones estadísticas, como la que pongo como ejemplo a continuación (fuente: Wikipedia).

 

long-tail

 

 

El principio de larga cola en las búsquedas por Internet

 

Aplicada al posicionamiento en Google, la larga cola es simplemente decir que un volumen muy significativo de las búsquedas de los usuarios que llegan a tu página viene de términos específicos, en general palabras claves compuestas de más de 3 palabras. Si ya dispones de algunas estadísticas en tu web, te invito a que hagas el experimento: mira cuantas visitas tienes procedentes de buscadores, y analiza como se reparten.

 

Te puedo decir que para este mismo blog, el 50% de las búsquedas viene de palabras claves únicas, es decir términos que han sido usados solo una vez por un usuario en un mes. Si a eso sumas las palabras claves con solo 2, 3, 4 o 5 visitas al mes, llegas a un total aun mayor. La conclusión es que el volumen no viene de las palabras claves más buscadas, sino de todas las demás.

 

 

¿Por qué es interesante para ti?

 

Como seguramente sabrás, el posicionamiento web es algo bastante complicado, especialmente si te interesan palabras claves con volumen y competición. Llegar a estar en la primera página de resultados puede llegar representar muchos esfuerzos, para luego beneficiarte de solo una fracción de las visitas porque no eres el número uno.

 

Te recomiendo el artículo que escribí hace tiempo sobre ser primero en Google, porque te darás cuenta que es más rentable ser número uno de una palabra clave con 100 visitas mensuales que ser décimo con una de 1.000. En otras palabras: si buscas palabras claves más específicas y menos buscadas, tendrás menos competidores, podrás posicionarte más alto y proporcionalmente tendrás más visitas.

 

 

El valor de ser concreto

 

Pero el mayor interés de usar una estrategia de larga cola, con palabras claves mucho más concretas no es solo ahorrarte esfuerzo. Es algo mucho más importante y válido en cualquier negocio. Tienes que ser concreto, específico, preciso para interesar a tu verdadero público objetivo. Déjame que te ponga un ejemplo.

 

Supongamos que tienes una tienda online donde vendes zapatos hechos a mano importados de Italia. Puede ser muy tentador procurar luchar por las palabras claves con más volumen como “comprar zapatos”, “comprar zapatos online” y equivalentes pero gastarás mucho esfuerzo para nada. Porque incluso si consigues un tráfico importante, la inmensa mayoría de los visitantes no querrán de tus productos que son demasiado exclusivos. Sin embargo, si te posicionas por una combinación como “zapatos italianos hechos a mano”, aunque tengas mucho menos visitas, tu ratio de conversión en venta será mucho mayor, porque llegarán a tu web personas realmente interesadas por lo que vendes.

 

 

¿Cómo afinar?

 

Si quieres tener resultados más ajustados a tu mercado tendrás que usar términos precisos en tus palabras claves. Por ejemplo puedes hablar de las características de tu producto (zapato italiano, zapato hecho a mano). También te puedes referir a una zona geográfica si tu negocio es local, y añadirlo a la descripción (hotel romántico en Cuenca, panadería ecológica en Valencia).

 

 

Una advertencia

 

No quiero acabar este artículo sin advertirte que esa estrategia es muy efectiva siempre que no te pases de específico y que compruebes que de verdad hay búsquedas en Google para los términos que indicas. También es recomendable que no te limites a unas pocas combinaciones de palabras claves, sino que tengas todo un abanico dentro de tu estrategia de larga cola. Por eso disponer de un blog es muy bueno, porque puedes posicionar cada artículo con unos términos concretos.

 

 

 

Artículos relacionados:

Palabra clave en el nombre de dominio: ¿merece la pena?

10 personas a seguir en Google Plus si eres emprendedor

7 herramientas gratuitas para monitorizar tus redes sociales

Conseguir tráfico para tu blog: como alcancé las 1000 visitas diarias

 

 

¿Te ha gustado el artículo? Hazte seguidor del blog en Google+, Facebook o Twitter.

 

También puedes seguir mi perfil personal en Google+.

 

RSS Icon

Suscríbete a nuestro RSS o Abónate a nuestro boletín icono email

 

 

 

 

Tags: larga cola, long tail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*