5 Frases de Juan Roig, presidente de Mercadona

juan-roig

 

Si hay una gran empresa española que está capeando la crisis con maestría, esa es Mercadona. Ha conseguido crecer en años muy difíciles, hasta convertirse en el primer grupo de distribución del país, por delante incluso del Corte Inglés. ¿Sus secretos? Productividad y precios bajos.

 

Su presidente, Juan Roig, es conocido sobre sus polémicas declaraciones sobre economía y política. Pero hoy nos vamos a centrar sobre lo que dice sobre su negocio, algo muy revelador para explicar el éxito de Mercadona.

 

 

1º- El nivel de vida y la productividad se van a equiparar. Hoy tenemos el nivel de vida más arriba de la productividad. O sube la productividad o baja el nivel de vida. En Mercadona apostamos por mantener el nivel de vida aumentando la productividad a través de la cultura del esfuerzo y del trabajo.

Una gran parte del éxito de Mercadona viene de su productividad. Sus empleados son más productivos que la media del sector (un18%), y la integración de los proveedores de marca blanca (los famosos interproveedores en el léxico de Mercadona), un ejemplo de integración vertical. Muchos acusan al distribuidor de apretar demasiado a sus proveedores y de ejercer un control excesivo, pero cada año Juan Roig destaca que cada uno de ellos gana dinero.

 

 

2º- La cesta de la compra tenemos que bajarla. Cuánto no lo sé. Pero según el jefe el PVP ideal de los productos es cero y, si además le pueden regalar algo, mejor. Esto es imposible, pero hay que bajar.

 

Y por supuesto, el propósito de una mayor productividad es poder ofrecer al cliente (que Juan Roig llama el jefe) mejores precios con una buena calidad. Es algo que hasta ahora ha sido la gran ventaja de la cadena frente a sus rivales. Si preguntas a tu alrededor, te sorprenderás de cuantas personas opinan que Mercadona tiene la mejor calidad precio de la distribución. Es algo muy subjetivo, por supuesto. Pero para convencer de forma duradera a tantas personas, algo tiene que ver la estrategia de las personas. Los clientes no son tontos.

 

 

3º- Al final, un trabajador de Mercadona con más de cuatro años de antigüedad cobra 1.600 euros netos al mes, incluidas las primas. Estamos muy orgullosos. Ello nos obliga a hacer un gran esfuerzo y a ser una empresa de alto rendimiento.

 

Muchos de los grandes emprendedores que hemos citado en este blog han destacado alguna vez el valor del capital humano. En este caso, y a diferencia de muchas empresas en España, se busca la productividad gracias a la eficacia del personal, no a cambio de recortarles el sueldo. Te habrás fijado que en esta cadena, nunca encontrarás a una persona esperando en caja si no hay nadie esperando, y al revés, que cuando la fila para pagar se alarga se llaman a otras personas de apoyo. Eso es porque Mercadona apuesta por tener trabajadores que sepan hacer de todo, y que siempre estén aportando valor. Y para motivarles, tienen un sueldo alto (respecto al nivel de cualificación del trabajo).

 

Hay que destacar que el absentismo de la empresa está por debajo del 1% (la media española es de un 6%), y que aproximadamente un 4% de la plantilla no se queda en la empresa (la mayoría por despidos), una cifra que quieren aproximar a cero en los próximos años.

 

 

4º- Aplazamos nuestra salida al extranjero. No podemos salir a conquistar un castillo cuando el nuestro no está bien.

 

Esto es muy interesante. Mercadona tiene ambiciosos planes de expansión internacional, algo muy lógico cuando ya te has convertido en el líder de tu propio mercado y te queda poco margen para crecer. Pero a diferencia de muchas empresas que ven en lo internacional la mejor forma de capear la crisis, y a diferencia de la estrategia del mismo Gobierno central (que más de una vez ha reiterado su apuesta por las exportaciones), Juan Roig prefiere solucionar los problemas en su mercado de origen antes de salir fuera. Por ello ha retrasado sus proyectos en Italia y Portugal.

 

Me gusta la idea de defender la importancia del consumo interno. En mi opinión, para España es mucho más importante trabajar en la productividad interna, trabajando mejor para satisfacer con más calidad y menores precios a los consumidores españoles que buscar la competitividad internacional a base de devaluación interna rebajando los salarios.

 

 

5º- Yo me siento como hijo de porquero, que era mi padre, que tenía porcateras, y yo soy hijo de porquero y mis hijas son nietas de porquero. Yo lo que trato cada día es de levantarme, trabajar y hacer las cosas mejor. Creo que lo estamos haciendo bien.

 

Puede ser un comentario anecdótico, pero merece la pena citarlo. Me recuerda la frase de Walt Disney: “espero que nunca se nos olvide que todo empezó con un ratón”. El éxito tiene sus peligros, y recordar siempre con humildad de donde viene uno es una forma de seguir trabajando en la buena dirección.

 

 

Artículos relacionados:

Frases de emprendedores: 5 reflexiones de Henry Kaiser

5 consejos de Phil Knight (fundador de Nike)

5 consejos de Estée Lauder para emprendedores

 

 

RSS Icon Suscríbete a nuestro RSS o Abónate a nuestro boletín icono email

 

 

 

 

Tags: juan roig, frases, mercadona

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*