Gestión de patrimonios e inversiones: idea de negocio

gestion-de-inversiones.jpg

 

En momentos de incertidumbre, las personas que tienen ahorros se preguntan con frecuencia: “¿Dónde invertir mi dinero?” El mercado inmobiliario, antiguamente el destino preferido de las inversiones de todos tipos de patrimonios se sigue saneando, con bajadas de precios que todavía no llegan a su fin. El oro, valor refugio, parece estar muy caro. Con tantas dudas sobre el futuro, cobra más fuerza la función del asesor financiero, gestor de patrimonios, consejero en inversiones o como queramos llamarlo.

 

 

Una inversión mínima

 

La gran ventaja de montar un negocio de asesoría financiera a particulares es su coste reducido. Con un ordenador y una buena conexión a Internet es suficiente para empezar. Tampoco es necesario alquilar un despacho, se puede perfectamente iniciar la actividad desde casa, aunque de todas maneras el alquiler de una oficina no suele ser muy caro si se comparten instalaciones con otros profesionales.

 

 

Lo importante: formación y contactos

 

Si tienes en mente dedicarte a aconsejar a los demás a invertir su dinero, lo primero que tienes que tener es un acceso directo a personas con cierto nivel económico. La gestión de patrimonios se hace para una minoría de personas, precisamente las que tienen un capital disponible para invertir. Por eso es tan importante tener una red de contactos. Si no la tienes, podrías tardar mucho en hacerte un hueco profesional.

 

Evidentemente, también es fundamental que tengas un conocimiento amplio de la actividad que vayas a realizar. Aunque no es un requisito para trabajar en eso, es recomendable sacarse la certificación para Asesor Financiero Europeo (European Financial Advisor, EFA). Es un título que se puso en marcha en España hace algo más de 10 años como recomendación de la Unión Europea. Su propósito es informar al público que los profesionales han obtenido un determinado grado de conocimientos y habilidades, ofreciendo altos niveles de calidad y una potencial protección frente a profesionales menos cualificados.

 

Por lo tanto, si quieres poder dar una imagen seria de profesional del sector, preparate para obtener una certificación EFA. Puedes hacerlo por ejemplo con el Instituto Europeo de Postgrado, una entidad de la cual ya te hablamos en posts anteriores.

 

 

Otros aspectos

 

Hay algo que tendrás que tener muy en cuenta si decides dedicarte a la gestión de inversiones de terceros. Cada vez que se invierte se toma un riesgo, y siempre es posible que el cliente pierda dinero. Tendrás que ser muy claro sobre los riesgos y ser muy responsable, ya que prometer rentabilidades es una temeridad que se puede pagar muy caro.

 

 

Artículos relacionados:

10 ejemplos de plan de empresa para tu futuro negocio

Juegos de chicas: moda, maquillaje, peluquería

Empresas de mantenimiento y negocios de reparaciones

 

 

¿Te ha gustado el artículo? Hazte seguidor del blog en Google+, Facebook o Twitter.

 

También puedes seguir mi perfil personal en Google+.

 

 

RSS Icon Suscríbete a nuestro RSS o Abónate a nuestro boletín icono email

 

 

 

Tags: gestion de patrimonios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*