El uso de la factura electrónica crece en España

factura-electronica

Esos días he podido leer unos datos interesantes sobre la factura electrónica y lo que supone para la economía española. Según el proyecto Facturae llevado a cabo desde hace unos años por el Gobierno de España, los impactos económicos y medioambientales de una transición del papel hacia una facturación en linea son muy beneficiosos para el país.

4.500 millones de facturas y 9.000 millones de hojas

Según las estimaciones del proyecto en sus orígenes, en España se hacen unas 4.500 millones de facturas al año usando cada una media de dos hojas. Sumando todos los gastos asociados (papel, impresión, envío, etc.) el gasto estimado por factura era de algo más de 3€, lo que es lo mismo que decir que el gasto total relacionado con las facturas era de 15.000 millones de euros, o 1,5% del PIB.

La factura electrónica cada vez se implanta más

Según un estudio, el año pasado se emitieron en España unas 56 millones de facturas electrónicas, casi 5 veces más que cuatro años antes, cuando solo se habían emitido 12 millones. Asumiendo que el número total de facturas haya bajado algo desde 2008 (fecha de referencia de los datos que citaba anteriormente), pese a su crecimiento es un formato que representa menos del 1,5% del total. Sin embargo, no hay duda de que en pocos años la situación será radicalmente distinta, sobre todo si tomamos en cuenta la implicación del Estado en el asunto y los objetivos ambiciosos al nivel europeo.

Una solución más eficiente

El proceso de desmaterialización de la información no ha terminado. La evolución de industrias tan importantes como el cine, la prensa escrita o la edición de libros demuestra que estamos viviendo un cambio tecnológico mayor. Y la verdad es que un sistema de gestion basado en las facturas electrónicas es más eficiente que tener que tratar tantas informaciones en papel. Es particularmente interesante la posibilidad de poder integrar directamente las facturas en la contabilidad, reduciendo los tratamientos administrativos, además de los ahorros obvios en impresión, papel o envío.

Dentro de las soluciones de negocio que tienen que valorar las empresas hoy en día, la factura electrónica es un elemento a tomar en cuenta desde ya. Y  los datos demuestran que ya no es solo un tema de grandes empresas. Las compañías de todos tipos y tamaños han adoptado esta herramienta.

Por cierto, una factura electrónica es algo más que un documento pdf mandado por correo electrónico. Tiene que cumplir unos requisitos específicos, por lo que si te interesa el tema, merece la pena que te informes al respecto.

Artículos relacionados:

Marketing viral en Facebook: un experimento
La larga cola y el valor de ser concreto
Palabra clave en el nombre de dominio: ¿merece la pena?

¿Te ha gustado el artículo? Hazte seguidor del blog en Google+, Facebook o Twitter.

También puedes seguir mi perfil personal en Google+.

RSS IconSuscríbete a nuestro RSS o Abónate a nuestro boletínicono email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*