El profesor y el bote de mayonesa

el-profesor-y-el-bote-de-mayonesa

Quizás ya conozcas esta historia, que tiene varias interpretaciones posibles. Hoy te voy a contar mi versión del profesor y el bote de mayonesa, con las lecciones que pueden aprender los emprendedores.

La historia del profesor

Había una vez un profesor de universidad muy querido por sus alumnos, cuyas clases siempre estaban llenas porque tenía una forma muy curiosa y original de enseñar.

Un día, después de saludar a todos, y sin decir nada más, saco un gran bote de mayonesa vacío y fue colocando dentro unas pelotas de golf, hasta llenarlo. Entonces pregunto a su audiencia: “¿Está lleno el bote?

Los alumnos respondieron que sí.

Pero entonces el profesor sacó unas canicas pequeñas y las introdujo en el bote. Las pequeñas esferas se colaban en el espacio entre las pelotas de golf y el profesor pudo verter un gran número de ellas hasta rellenar el bote. De nuevo preguntó a la clase: “¿Está lleno el bote?

Una mayoría de alumnos respondió afirmativamente, pero algunos se callaron.

A continuación el profesor mostró una bolsa de plástico transparente que contenía arena, y con una sonrisa, procedió a verter su contenido en el bote. La arena resbaló en los espacios entre pelotas y canicas, y el profesor pudo introducir todo lo que contenía la bolsa hasta llegar a colmar el bote. Por tercera vez preguntó a la clase: “Qué opináis? ¿Está lleno el bote ahora?

Unos pocos alumnos se atrevieron a decir que sí, mientras la mayoría se quedaba esperando, con una sonrisa, lo siguiente que haría el profesor.

El hombre se dirigió hacia el termo de café que solía llevar consigo a clase, e hizo el amago de servirse una tasa, pero en el último momento vertió el café en el bote. El líquido encontró espacio entre la arena. Entonces dijo: “Ahora sí, parece que está lleno el bote. ¿Qué podemos aprender de eso?

Un alumno levantó la mano y contestó: “Eso nos enseña que por mucho que creamos que no tenemos tiempo para hacer las cosas, por muy estresados que estemos, siempre podemos apretarnos más y conseguir más”. Sus compañeros señalaban la aprobación general.

Entonces volvió a hablar el maestro. Dijo: “Esa es una posible interpretación. A mí me gusta más otra forma de ver las cosas. Imaginaos que el bote es efectivamente el tiempo del que disponéis. Las pelotas de golf son las cosas importantes: la familia, el amor, la amistad, la salud, el bienestar. Las canicas son aquellas cosas que también tienen importancia pero no tienen sentido sin las primeras: la casa, el trabajo, el coche, las relaciones sociales. La arena representa todo lo que es accesorio para ti, como todas esas cosas que haces constantemente para luego pensar que has perdido el tiempo.”“Lo que quiero decir, es que al igual que en este frasco, si llenais vuestras vidas primero con las cosas accesorias y las de importancia secundaria, no tendréis sitio para lo que realmente importa”.

Los alumnos se quedaron pensativos, entendiendo la verdad expresada por el profesor. Pero uno de ellos levantó la mano para preguntar: “¿Y el café? ¿Qué representaba el café?

Entonces el profesor, con una sonrisa, respondió lo siguiente: “Era para demostraros que no importa lo llenas que os parezcan vuestras vidas, siempre tendréis sitio para tomaros un café con un amigo.”

Enseñanza para emprendedores

Si llevamos esta historia a la gestión empresarial, creo que podemos afirmar sin equivocación que las pelotas de golf son los elementos fundamentales de tu negocio, por ejemplo:

  • tu estrategia general
  • el personal
  • la relación con los clientes
  • la relación con los proveedores

Si tienes claro cuales son las cosas imprescindibles, tienes que dedicarles el tiempo necesario y sobre todo darles prioridad sobre cualquier otra cosa.

Al contrario, las tareas que son como la arena pueden ser:

  • perder el tiempo revisando y contestando cada correo
  • las reuniones que se eternizan
  • pedir cinco presupuestos para comprar un artículo de 50€
  • etc

Si quieres saber más sobre gestionar mejor tu tiempo, te recomiendo un artículo que publicamos hace tiempo sobre el tema.

Artículos relacionados:

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*