El fracaso de Google Plus

fracaso-google-plus.jpg

 

Quizás sea muy temprano para hablar de fracaso, pero lo cierto es  que pese a las muchas expectativas que despertó Google Plus, no está dando los resultados que podríamos esperar por parte de un producto de una de las mejores empresas tecnológica del mundo.

 

Un poco de historia reciente

 

Este verano, el buscador más popular lanzó su tercer intento de red social (después de Wave y Buzz). Primero lo hizo en versión de prueba, por lo que solo se podía entrar con invitaciones. Fue entonces cuando dimos nuestras primeras impresiones sobre la plataforma.

 

A finales de septiembre abrieron a todos los usuarios, y las visitas despegaron de forma espectacular. Google indicó que su nuevo servicio ya había conseguido más de 50 millones de usuarios, todo ello en menos de tres meses, cuando sus competidores habían tardado años en llegar a este punto.

 

Un espejismo

 

Pero al igual que había subido el interés por Google Plus, a partir de la semana siguiente al lanzamiento al público, las visitas cayeron en picado, hasta tal punto que las visitas semanales volvieron al nivel de la fase de prueba.

 

Si me baso en mi experiencia particular, me imagino sin duda que muchas personas sintieron lo mismo. La curiosidad me hizo entrar en este nuevo servicio en cuanto recibí una invitación. Enseguida invité a mis contactos y poco después me di cuenta de que casi nadie lo usaba y perdí el interés.

 

El problema de fondo

 

Recuerdo que pensé que me gustaba mucho Google Plus, pero también me dio muchísima pereza volver a dedicar mucho tiempo a una red social. Porque para que sea interesante, hay que convencer a tus contactos para que la use, y si ellos no vienen naturalmente, entonces ¿Cuál es el sentido?

 

Y precisamente, esos son los problemas de este servicio. Por muy bonito que sea no aporta nada relevante a lo que ya existe, y además ya casi todo el mundo se registró en Facebook. No tiene sentido pensar que los usuarios vayan a hacer el esfuerzo de migrar si el producto es demasiado parecido. Y sí, migrar es un esfuerzo, porque una red social implica llevarse a su grupo consigo, sino ni es red ni es social.

 

Por todo eso, no es demasiado sorprendente que hasta ahora Google Plus sea un fracaso. Si no aportan algo totalmente diferente, podrán añadirlo a la lista de experimentos fallidos. Si Facebook es la red que usamos entre amigos y familiares, Twitter la que usamos para compartir noticias y LinkedIn la que sirve a desarrollar nuestra red profesional, Google Plus tiene que buscar su uso específico.

 

 

Pese a todo, tenemos página en Google Plus, así que si estás en esa red social, puedes seguirnos desde allí: Crear mi empresa en Google+

 

 

Artículos relacionados:

Primeras impresiones sobre Google Plus

El declive de Tuenti

Conseguir más clientes gracias a un perfil en LinkedIn

 

 

 

 

RSS Icon

Suscríbete a nuestro RSS o Abónate a nuestro boletín icono email

 

 

 

Sigue el blog en Facebook

 

 

Tags: fracaso google plus, redes sociales, facebook, twitter, linkedin, internet

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*