El comercio exterior como salida y oportunidad de negocio

comercio-exterior

Hay que reconocerlo, y así lo demuestran los datos estadísticos: tradicionalmente, España no ha sido un país a vocación exportadora. Las empresas nacionales se suelen acordar de esta oportunidad cuando hay dificultades en el mercado interior. Pero quizás esto este cambiando, y sería una buena noticia, porque apostar más por el comercio exterior implica diversificar riesgos y fortalecer la economía.

Un poco de estadísticas

En nuestro país, la administración que recoge los datos sobre exportaciones, importaciones y balanza comercial es la Agencia Tributaria. Pero en concreto los números de este cuadro vienen del ICEX (Instituto de Comercio Exterior). Datos en millones de euros.

2008 2009 2010 2011 2012 2013 (sep)
Importaciones 283.388 206.116 239.630 263.141 257.946 186.151
Exportaciones 189.228 159.890 186.459 215.230 226.115 175.143
Sado -94.160 -46.227 -53.172 -47.910 -31.831 -11.007
Cobertura 67% 78% 78% 82% 88% 94%

Como se puede apreciar, en los últimos años (desde que empezó la crisis), el porcentaje de cobertura de las importaciones por las exportaciones no ha dejado de crecer. De tener una balanza francamente deficitaria en 2008, estamos a un paso de llegar al equilibrio este año.

Analizando más en detalle podemos ver que esta mejora proviene principalmente de la mejora de las exportaciones durante el periodo (+23%), aunque no se puede negar que hayan bajado las importaciones (-12%).

Las empresas españolas se han lanzado al comercio exterior

Además de las industrias tradicionalmente muy fuertes (como el automóvil), un número cada vez mayor de empresas esta probando suerte con éxito lejos de nuestras fronteras, sean pequeñas o grandes.

Sin duda, las herramientas modernas como el comercio electrónico ayudan a los intercambios internacionales, pero parece que también se está produciendo una concienciación por parte de los empresarios de la importancia de buscar mercados fuera, y no solo cuando haya crisis en la península.

El crecimiento de los BRICS, que ya han adelantado a muchos de los países tradicionalmente considerados como economías importantes, es una oportunidad tremenda para las exportaciones españolas. Pero también hay muchos otras zonas del mundo en pleno crecimiento.

Aprender a exportar

Cuando se habla de exportaciones, creo que hay que hacer una gran diferencia entre las ventas intracomunitarias y el resto de países. Evidentemente, cualquier venta que haga una empresa española fuera de las fronteras de nuestro país es oficialmente una exportación, pero el mercado único europeo es una zona ya muy uniformizada, y en general es sencillo exportar, idioma aparte.

Sin embargo, cuando se vende lejos de Europa, las cosas se pueden complicar un poco. Una cosa especialmente importante es asegurar el cobro de la venta. Para eso existen herramientas de comercio exterior como el crédito documentario, que requieren ciertos conocimientos técnicos. Todo se aprende, evidentemente, pero al principio es importante poder contar con asesoramiento, por ejemplo de parte del banco.

 

Artículos relacionados:

El Arte de la Guerra aplicado a los negocios
Algunos riesgos que quizás no hayas tomado en cuenta
Herramientas tecnológicas para el control de acceso

¿Te ha gustado el artículo? Hazte seguidor del blog en Google+, Facebook o Twitter.

También puedes seguir mi perfil personal en Google+.

RSS IconSuscríbete a nuestro RSS o Abónate a nuestro boletín icono email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*