Emprender joven o esperar un poco, ¿Cuál es la edad ideal?

emprender-joven

 

Emprender joven parece ser un factor muy positivo. Pero, ¿de verdad la juventud es la edad ideal para emprender? Los ejemplos más sonados de éxitos empresariales suelen presentar la imagen de emprendedores jóvenes y ambiciosos, como Steve Jobs cuando inicio la aventura de Apple, Bill Gate con Microsoft, Larry Page y Sergey Brin con Google o más recientemente, Mark Zuckerberg con Facebook.

 

 

Innovación, creatividad y energía, los motores del emprendedor joven

 

La gran ventaja de un emprendedor joven (recién salido de la universidad o incluso sin hacer estudios superiores) es la frescura. Tiene una idea, cree en ella y aplica la misma energía y fe ciega en su proyecto que otros de la misma edad en temas políticos, deportivos u otros. No se desanima, puede aguantar trabajando en su proyecto casi sin dormir, no tiene obligaciones familiares, y de esta forma dedica mucho tiempo para desarrollar su idea.

 

No tiene problemas para poner en duda los prejuicios de la sociedad, lo que le permite proponer soluciones novedosas y creer en ellas sin el escepticismo que podría tener alguien de más edad.

 

Sin embargo, al emprendedor joven le falta algo importante: la experiencia. No es algo insuperable, pero si es un hándicap importante, ya que pese a tener una idea muy buena, puede llegar a fracasar por no saber implementarla correctamente y convertirla en una empresa rentable.

 

 

Experiencia y contactos, las mayores bases del emprendedor más maduro

 

Pasados los treinta años, los emprendedores suelen tener una amplia experiencia de los negocios, y una formación empresarial que les permite evitar los errores de principiantes y centrar sus esfuerzos en lo esencial. También normalmente se benefician de una lista de contactos profesionales, quienes dependiendo del tipo de negocio que se vaya a poner, pueden representar un activo notable.

 

Esperarse unos años también permite disponer de unos ahorros suficientes para invertir en el negocio y convencer a otros inversores. No olvidemos que es mucho más fácil convencer a un tercero de la validez de un proyecto si esta persona sabe que estamos arriesgando nuestros ahorros.

 

El problema principal de tener más edad reside en la comodidad que nos proporciona un empleo con un sueldo decente, y el miedo a emprender arriesgando la estabilidad económica de la familia, especialmente cuando hay niños. Pero precisamente estos frenos los suelen superar las personas con una verdadera vocación emprendedora.

 

 

No hay edad para emprender

 

Al igual que no hay mal momento para emprender (las crisis tienen sus oportunidades al igual que los momentos de bonanza), no hay edad mala para emprender. Finalmente, emprender es arriesgarse, enfrentarse al mundo para construir un proyecto, y es mentalidad la puede tener una persona de 16 o de 86 años.

 

 

Existe una correlación entre éxito y edad

 

Sin embargo, en términos estadísticos, sí que parece que existe una correlación entre la edad de los emprendedores y su éxito empresarial. El organismo Founder Institute realizó un estudio sobre la evolución de los progresos profesionales de un panel de emprendedores de distintas edades y llegó a la conclusión de que a mayor edad, mayor era la probabilidad de éxito, hasta los 40 años (después ya no era un factor relevante).

 

Esto parece indicar que la experiencia previa de los emprendedores de más edad suele ser una mayor garantía de éxito. No estamos diciendo que un emprendedor joven no pueda tener éxito, pero sí que tendría interés en buscar asociarse (o asesorarse) con alguien con más experiencia para maximizar su probabilidad de lograrlo.

 

El otro dato interesante es que parece que después de los 40 años (es decir después de unos 15 o 20 años de experiencia profesional), no adquirimos conocimientos adicionales relevantes para tener más éxito emprendiendo (ni tampoco se pierden).

 

 

Artículos relacionados:

10 estrategias de ventas para la Navidad

Estrategia empresarial: vender barato o vender caro

Si quieres resultados diferentes, no hagas siempre lo mismo

 

 

 

RSS Icon

Suscríbete a nuestro RSS o Abónate a nuestro boletín icono email

 

 

 

Sigue el blog en Facebook

 

 

Tags: emprender joven, esperar un poco, edad ideal, montar un negocio, crear una empresa, experiencia, energía, creatividad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*