Comprar una empresa en crisis: consejos

comprar-una-empresa  

 

Una forma de emprender es comprar una empresa. En estos años de crisis hay muchas a la venta, la mayoría de las veces en situaciones muy complicadas. Puede haber buenas oportunidades, pero en una gran mayoría de casos las sociedades ya están en un punto de no retorno y es mejor mantenerse al margen. Te explicamos los factores que tienes que tomar en cuenta.

 

 

Identificar claramente el motivo del problema

 

Si vas a comprar una empresa en crisis, tienes que acertar en el diagnóstico. Es obvio que no compras una sociedad con problemas para tener que cargar con ellos. Tu objetivo es ganar dinero y por lo tanto conseguir que vuelva a ser una empresa sana. Para eso es imprescindible identificar el origen del problema.

 

Si las dificultades vienen de una mala gestión pero que el potencial del sector económico de esta empresa es bueno, entonces quizás sea una oportunidad interesante. Pero si la compañía pertenece a un sector en declive, por ejemplo una tienda de alquiler de películas, probablemente los problemas sean estructurales y ni con la mejor estrategia se puedan arreglar.

 

Más allá del origen, también tienes que valorar el alcance de la crisis que atraviesa la empresa. A menudo los dueños de un negocio lo ponen en venta cuando ya no tiene posibilidad de salvación, por ejemplo en caso de unas deudas tan grandes que cualquier recuperación se hace imposible, por mucho que se hagan acuerdos con los acreedores.

 

 

¿Tienes un plan?

 

Imaginemos que el diagnóstico indica que hay posibilidades. Que los problemas vienen de la falta de acierto en las decisiones de los dueños anteriores. Es un buen principio, pero saber que las cosas se hicieron mal no es lo mismo que tener una estrategia para salir adelante.

 

Necesitas tener un plan muy bien definido, y eso antes de comprar. Y no me refiero a ideas vagas sobre mejoras en la dirección de la empresa, sino a un estudio detallado y por supuesto cuantificado de lo que quieres hacer.

 

Si los propietarios actuales te dan toda la información disponible en total transparencia (y a cambio de la máxima confidencialidad), podrás elaborar tus hipótesis y construir una estrategia basada en los hechos y con una rentabilidad medible.

 

 

¿Conoces el sector?

 

Si ya insistimos mucho en la necesidad de conocer el sector donde vas a emprender cuando montas tu propio negocio desde cero, en el caso de la compra de una empresa en crisis es totalmente imprescindible. Las dificultades de la sociedad hacen necesaria una toma de decisiones rápida y acertada, que solo el conocimiento del sector te puede proporcionar.

 

Hay que ser humilde. Puedes haber sido un excelente gestor de una empresa de alimentación y fracasar en el sector automoción (y viceversa). No es imposible conseguirlo si vienes de otro sector, pero es ponerse una dificultad añadida que en una empresa en crisis, es un lujo fuera de tu alcance.

 

 

 

Artículos relacionados:

¿Qué significaría ser un empresario modelo?

El valor de las ideas de negocios y el éxito de la empresa

Montar tu propia empresa o trabajar en otro país

 

 

RSS Icon

Suscríbete a nuestro RSS o Abónate a nuestro boletín icono email

 

 

 

 

 

Tags: comprar una empresa, adquirir un negocio, empresa en crisis, emprender

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*