Como viajar en el tiempo

como-viajar-en-el-tiempo

 

Uno de los grandes sueños del hombre se está cumpliendo, pero no de la forma que nos hubiera gustado. Ya sabemos como viajar en el tiempo. Las noticias nos lo demuestran cada día. La bolsa baja a niveles de 2003, el precio de los pisos retrocede hacia valores de 2002, mientras la peor de las noticias es la subida de la tasa de desempleo hacia su máximo histórico de 1993.

 

 

¿Crisis pasajera o sistémica?

 

Estamos volviendo por atrás mucho más rápido que habíamos crecido. En 5 años de crisis hemos recorrido en la bolsa y en el mercado inmobiliario lo mismo que en 10 años, pero en el sentido contrario. En el empleo es todavía más dramático: en 5 años ha subido el paro tanto como había bajado en los veinte anteriores.

 

Si algo demuestran estos datos es la extrema fragilidad del sistema económico, especialmente en España. Ya todos nos hemos dado cuenta que el milagro del crecimiento era un espejismo basado en la deuda privada, que cada día se convierte más en deuda pública.

 

Los políticos de todos los colores nos hablan de aguantar, de apretarnos el cinturón, de esperar a tiempos mejores. Pero, ¿de verdad vendrán estas mejoras? ¿Estamos pasando por un bache o es un problema más profundo?

 

 

¿Cómo están los demás?

 

España es uno de los países europeo que peor gestionó el problema de la deuda. Durante más de una década, se permitió que se concedieran créditos a particulares y empresas sin prácticamente poner límites, como demostraron los excesos de la burbuja inmobiliaria. Pero la gran mayoría de nuestros vecinos europeos cometieron el mismo error, aunque en proporciones menores. Todos han usado en endeudamiento (privado o público) para mantener el crecimiento.

 

Estados Unidos es una verdadera bomba de relojería. Su deuda es colosal a todos los niveles y su Gobierno se muestra incapaz de controlar el déficit estructural. China sigue demostrando un crecimiento sostenido, pero la burbuja inmobiliaria más grande de la historia podría pasarle factura.

 

 

 

En estas condiciones, los riesgos de una recesión importante y duradera al nivel mundial no pueden ser despreciados.

 

 

El crecimiento infinito en un sistema finito es de necios

 

Lo habíamos comentado en el blog cuando hablamos de ideas de negocio contra la obsolescencia programada: el problema de fondo es que pensamos todos en términos de crecimiento. Buscamos crecer sin parar: queremos más población para sostener el sistema de pensiones, más consumidores para tener más ventas, más beneficios, más PIB, etc.

 

Pero el crecimiento infinito en un planeta tan pequeño como el nuestro es imposible. Los recursos son limitados. Sería por ejemplo imposible que toda la población mundial viviese con el nivel de vida de Estados Unidos. No habría suficiente energía, comida, o incluso agua potable para ello. Y tampoco tenemos derecho moral para prohibir a los ciudadanos de otras partes del mundo que accedan al mismo estándar de vida que nosotros.

 

 

¿Qué hacer?

 

Es muy difícil plantearse un cambio en el sistema, principalmente porque todos estamos tan acostumbrados a esta forma de pensar. Las posibles soluciones a medio plazo suenan muy mal, como controlar estrictamente la natalidad, pero quizás llegue el momento en que no sean ciencia ficción.

 

¿Es posible imaginar un sistema económico basado en la búsqueda del beneficio privado que no implique la búsqueda del crecimiento? Yo creo que sí, pasa por apostarlo todo por industrias y energías totalmente renovables: no se ganaría vendiendo más cantidad, sino sacándole mejor provecho a las cosas. Un reciclaje mucho más profundo que los tímidos intentos actuales con las botellas de agua.

 

La única certeza, es que si seguimos como hasta ahora, vamos a aprender como viajar en el tiempo a las malas, y no vamos a volver 10 o 20 años atras, sino mucho más lejos, hasta una nueva Edad Media. No se trata de hacer profecías alarmistas, sino de darnos cuenta que nuestro modelo no es sostenible ni a largo, ni a medio plazo. Cuando ya no lo sea a corto plazo será porque habremos chocado contra el muro.

 

 

 

 

Artículos relacionados:

¿Qué hacer el fin de semana?

Salir de la crisis no se hace recortando a diestra y siniestra

La inseguridad jurídica del pequeño emprendedor autónomo

 

 

RSS Icon Suscríbete a nuestro RSS o Abónate a nuestro boletín icono email     

 

 

 

Tags: como viajar en el tiempo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*