Casco obligatorio en ciudad: una idea de negocio

casco obligatorio en ciudad

Una de las medidas más polémicas de la DGT es el anuncio de convertir en obligatorio el uso de cascos para los ciclistas en los recorridos urbanos. Esta obligación ya existe en las carreteras, ya que el peligro para los usuarios de bicicletas era bastante mayor. El propósito de este artículo no es discutir el interés de la medida (aunque parece haber un consenso en contra), sino presentar una idea de negocio que se beneficiaría directamente de la aprobación de la ley.

La máquina de alquiler de cascos

La empresa norteamericana Helmet Hub ha inventado un concepto muy sencillo: la máquina dispensadora  de cascos. Colocándola a proximidad de las estaciones de alquiler de bicicleta (para las ciudades que las tienen), permitiría al usuario alquilar un casco para el mismo recorrido que vaya a realizar en bicicleta.

De esta forma se resolvería uno de los problemas más claros de la obligatoriedad de llevar cascos para los usuarios de los sistemas públicos de alquiler: que hacer con el casco. En efecto, sin una solución de este tipo es imposible coger una bici sin haberlo antes planeado y también obliga a cargar el casco todo el día, lo que es muy poco práctico.

Acompañar las evoluciones legales puede ser un filón

Este ejemplo me parece muy representativo de las oportunidades de negocio asociadas con los cambios legislativos. Estudiar las tendencias de fondo en temas legales puede ser una manera interesante de desarrollar una oferta adaptada a los nuevos tiempos, adelantándose a la competencia.

También es arriesgado

Pero claro, el futuro de un sistema de alquiler de cascos depende demasiado de la votación de una ley. Si finalmente no es obligatorio llevar protección en los desplazamientos en bici, veo muy complicado que haya un mercado suficiente para este tipo de iniciativa. Recordemos que hace falta colocar las máquinas en muchos emplazamientos para que funcione, y no olvidemos los reparos que puedan tener los usuarios respecto a compartir un casco con otras personas (por higiene).

Como ya lo he dicho a menudo en el blog: emprender es arriesgar. Si finalmente se adopta esta ley, aquel que comercialice este sistema o uno similar podría conseguir grandes contratos con las ciudades que tienen ya instaladas estaciones de alquiler de bicicletas.

 

Artículos relacionados:

Comparadores de precios: aun quedan cosas por hacer
Un servicio de alquiler de coche a 1 euro
El abrigo maleta para no volver a pagar exceso de equipaje

¿Te ha gustado el artículo? Hazte seguidor del blog en Google+, Facebook o Twitter.

También puedes seguir mi perfil personal en Google+.

RSS Icon Suscríbete a nuestro RSS o Abónate a nuestro boletín icono email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*