Aprender a conducir: teoría y práctica

aprender-a-conducir

 

Si lo piensas bien, emprender es algo parecido a aprender a conducir. Necesitas mucha práctica para convertirte en un buen conductor y adquirir los reflejos proporcionados por la experiencia, pero si no tienes un mínimo de formación teórica, y no sabes las normas de la circulación, es muy probable que te estrelles.

 

 

La acción es lo que hace la diferencia

 

Indudablemente, todos los que consiguen grandes cosas en la vida lo hacen como resultado de sus acciones. Toman las decisiones más acertadas en los momentos adecuados, no tienen miedo a equivocarse y se arriesgan cuando otros se querían paralizados, recorrer mucho camino cuando la mayoría se cansa enseguida.

 

Todos actuamos, todos aprendemos a conducir pero unos pocos son los que se convierten en los grandes pilotos de Formula 1. Unos escogerán el camino muy respetable de ser conductores ejemplares, con conducción responsable, ningún accidente, y bonificaciones de seguros máximas. Otros cometerán la estupidez de creer que son pilotos y conducirán como locos en las carreteras normales, exponiendo inútilmente sus vidas propias y las de los demás.

 

De los que elijan ser pilotos de verdad, muy pocos conseguirán llegar a lo más alto. Entre el trabajo, el esfuerzo, el riesgo y el talento está la combinación secreta del éxito, que cada uno tiene que buscar por separado.

 

 

Es necesario conocer las reglas del juego

 

Aunque los pilotos de Formula 1 no tienen que aplicar las normas habituales de circulación, se mueven en una reglamentación cambiante y extensa, cuyo perfecto conocimiento es imprescindible para ganar.

 

Lo mismo sucede con el emprendedor. Dependiendo de su desempeño, le servirá una formación sectorial o un Master en Business Administración, pero lo que está claro, es que lanzarse sin tener conocimientos es asumir un riesgo innecesario, especialmente en proyectos de envergadura. Los conocimientos de gestión suelen ser muy relevantes, aunque al final, la diferencia las harán las acciones que tome el emprendedor.

 

Por eso, si crees que necesitas más formación en un área u otra, no dudes en buscar en Google términos como “mba madrid”, “mba barcelona” o la combinación más adecuada entre la formación que buscas y tu ubicación geográfica. Hay mucha oferta disponible, probablemente más cerca de lo que pienses.

 

 

 

Artículos relacionados:

Sobrevivir a la crisis, el ejemplo de las academias para oposiciones

Profesiones con futuro gracias al crecimiento del uso de Internet

Gestión del riesgo: diversificar las opciones

 

 

 

RSS Icon

Suscríbete a nuestro RSS o Abónate a nuestro boletín icono email

 

 

 

Tags: aprender a conducir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*