Abrir una tienda: ubicación, ubicación, ubicación

abrir-una-tienda

Si estás pensando en abrir una tienda tu mayor preocupación tiene que ser encontrar la mejor ubicación, porque es lo más estratégico y difícil de cambiar. Hoy muchos negocios no precisan de un local, y las herramientas mínimas para emprender se pueden limitar a un ordenador y una conexión a Internet, pero aun así siguen habiendo muchas oportunidades en la economía tradicional, y pasan por tener un establecimiento físico. Veamos como encontrar el sitio perfecto.

En el sector del ladrillo existe un refrán que ha sido atribuido a varios autores pero cuya procedencia no está clara. Quizás lo hayas escuchado de una forma u otra. Hay tres cosas importantes en los negocios inmobiliarios: ubicación, ubicación y ubicación. Esta frase se puede perfectamente aplicar al comercio minorista y asimilado. Porque en materias de tiendas offline, la ubicación es, de lejos, el factor más relevante.

Es tan sencillo como decir que venderás mucho más si tu establecimiento está situado en una calle peatonal muy transitada que si estás en una zona residencial con poco tráfico. Porque salvo muy raras excepciones, lo que cuenta es la cantidad de peatones que vayan a pasar enfrente de tu escaparate, interesarse por lo que vendes y finalmente comprar.

La economía real no está tan estructurada como la virtual

Eso difiere mucho del comercio electrónico, donde explicábamos ayer que es más interesante tener poco tráfico pero que sea cualificado y específico, gracias a una estrategia de larga cola. En el mundo real los peatones que pasan por la calle no se pueden diferenciar tanto. Hay algunas tendencias en el reparto de personas según las zonas, evidentemente, pero tenga mucho o poco tráfico de peatones, una calle no deja de ser un abanico amplio de personalidades y situaciones distintas.

En Internet usamos los buscadores para expresar nuestras preguntas. En la calle no estamos solo para comprar o mirar tiendas. La mayor parte del tiempo solo pasamos para desplazarnos de un punto a otro, y vemos las tiendas de forma casual. El hecho de pasear por la calle no se debería comparar con una búsqueda en Google, sino más bien con la lectura de una página web, donde los anuncios son los equivalentes virtuales a los escaparates de las tiendas que vemos cuando caminamos.

Podrías pensar que para abrir una tienda de artículos de lujo es mejor tener una tienda en una calle poco transitada del barrio Salamanca de Madrid que estar en la ubicación más transitada de Vallecas, y quizás tendrías razón. Pero estamos hablando de un ejemplo muy extremo. En la inmensa mayoría de las veces las tiendas y otros establecimientos similares buscan una clientela de clase media y necesitan hacer volumen, por lo que es fundamental que se las vean, y por lo tanto que pase mucha gente por delante.

¿Cómo escoger la mejor ubicación?

Proximidad de otros comercios

En el comercio, la mayoría de las veces es recomendable pertenecer a un ecosistema con otras tiendas, es decir estar situado a proximidad de otros comercios. A veces las personas que quieren montar su empresa piensan que es malo estar cerca de otras tiendas, por la competencia que puedan representar. Pero sucede todo lo contrario: cuantas más tiendas haya en un área reducida, más interés tendrán los clientes en pasarse por la zona porque sabrán que pueden comprar diferentes productos y comparar.

Al revés, cuando empiezan a cerrar tiendas en un barrio, y las calles se llenan de persianas bajadas y carteles de “se alquila”, lejos de representar una ventaja para los comercios que quedan abiertos es un problema grande, porque pierden parte del tráfico generado por los establecimientos que han cerrado.

Hay excepciones a este principio. Las grandes cadenas a menudo tienen el poder de atraer al público, aunque se instalen en una zona que no tiene muchas tiendas. Un supermercado de Mercadona, o un restaurante de Mc Donald’s, por ejemplo, consiguen prácticamente enseguida un volumen de visitas importante. Y puede ser muy interesante para otro comercio situarse en las inmediaciones.

Quizás el mejor ejemplo de ecosistema de tiendas es un centro comercial. Normalmente estos centros lo tienen todo: acumulación de comercio y al menos una cadena capaz de mover masas por si sola. El problema suele ser el precio de los alquileres, que en los últimos años antes de la crisis se habían disparado y poco a poco están volviendo a niveles más razonables.

Tráfico peatonal

Pero el factor principal de una buena ubicación es antes que todo el volumen de personas que pasan delante de la tienda diariamente. Es algo que no es tan fácil conocer, y hay muchas ideas preconcebidas al respecto. En especial es habitual que se piense que tal calle es muy buena porque tiene mucho paso, cuando lo que cuenta no es la calle en su conjunto, sino el tráfico en la ubicación precisa del negocio.

Influyen diversos factores. Si la calle no es peatonal, puede que haya bastante más tráfico de peatones en una acera que en otra, y si la calle es ancha, la visibilidad no será tan buena. Además el tráfico puede variar de forma significativa según los tramos, ya que muchas personas giran en determinadas calles, o bajan a una estación de metro, etc.

La única forma de conocer el tráfico con seguridad es medirlo. Es una tarea bastante complicada, pero a veces hay estudios disponibles. En el peor de los casos se puede coger un cuenta-personas como los que usan en la medición de manifestaciones o para contar los pasajeros de un avión, plantarse delante de una ubicación y quedarse el tiempo suficiente para una medición.

Últimamente han aparecido herramientas tecnológicas, como los sistemas de sensores que instaló la empresa española T-Cuento en las principales calles comerciales españolas, y que miden el tráfico las 24 horas, permitiendo conocer exactamente esos datos e incluso ver las variaciones según las horas. En un comunicado, indicaron que la calle comercial más transitada durante el primer trimestre había sido la calle Arenal de Madrid, con una media diaria de más de 19.000 peatones, y un pico de casi 33.000 el día 1 de marzo.

Visibilidad

El tráfico es muy importante, pero sin visibilidad no sirve para mucho. El objetivo es que la gente vea el escaparate o el rótulo y entre a conocer más. Si no se ve bien, se perderán muchas oportunidades de negocio.

Lo comento porque no es raro ver locales situados por debajo del nivel de la calle (esos bajos donde se llega bajando unas escaleras), o parcialmente tapados por elementos como una parada de bus, un kiosco, o cualquier otro motivo que dificulte la visibilidad. A menudo será más interesante tener un local con buena visibilidad en una calle un poco menos transitada que optar por alguno de esos sitios con configuración extraña.

Zona de influencia y barreras invisibles

Otro factor importante en la ubicación es la zona de influencia de un negocio. No todos los compradores van a ser peatones que han pasado delante de la tienda. Otros muchos habrán encontrado el comercio por otras vías (guías, búsqueda en Google). Normalmente esos compradores harán parte de una zona de influencia del local, es decir que vendrán porque les queda cerca.

Cuando hablamos de peatones, hay que tener en cuenta que la zona de influencia de una tienda es menor que lo que imaginamos, en buena parte por la existencia de barreras invisibles. Con este término misterioso me refiero a obstáculos geográficos que la mayoría de las personas no cruzan aunque haya paso. Son barreras psicológicas tales como ríos, vías de tren, autopistas, avenidas grandes y cosas por el estilo. A pesar de los medios para pasar del otro lado, como puentes peatonales o túneles, en el mapa mental de la mayoría son barreras absolutas y no piensan en pasar del otro lado.

Esto significa que aunque sobre el mapa estés a 50 metros de una zona potencialmente muy interesante, si entre tu tienda y esta zona hay una de esas barreras no puedes incluir aquella área dentro de tu zona de influencia, porque en la realidad serán pocas las personas que vendrán.

* *

Espero que esos consejos te serán de ayuda cuando empieces a buscar un local para tu negocio.

Artículos relacionados:

¿Te ha gustado el artículo? Hazte seguidor del blog en Google+, Facebook o Twitter.

También puedes seguir mi perfil personal en Google+.

RSS IconSuscríbete a nuestro RSS o Abónate a nuestro boletín icono email

Un pensamiento en “Abrir una tienda: ubicación, ubicación, ubicación

  1. wilson

    Mi pregunta es la siguiente,vivo en una unidad de apartamentos y hay un local independiente en el cual puedo montar una pequeña tienda,la tienda mas cercana queda a unas 3 cuadras y yo mismo tengo que salir en m6chas ocaciones para comprar por lo menos una gaseosa que es lo menos que cualquiera compra,veo la necesidad de la mayoria de las personas para hacer algunas compras pequeñas de mercado y otras cosas para consumo,personal, tambien llegan en promedio hasta 20 y 30 domicilios al día,de algunos mini-mercados…la unidad cuenta con 240 apartamantos y al lado otros 300 apartamentos y muchos mas alrededor.tambien tengo él permiso de la daministracion para que el público pueda ingresar a la unidad ya que el local esta en la entrada al lado de la porteria,les agradezco cualquier buen consejo para tomar la determinación a seguir…

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*