5 enseñanzas de Robert Woodruff (Coca-Cola)

Robert-Woodruff-Coca-Cola.jpg

 

Hijo de un empresario acomodado de Atlanta (Georgia). Robert Woodruff (1889-1985) fue primero un adolescente rebelde y un mal estudiante, antes de destacar como excelente vendedor, y ser nombrado por un grupo de industriales de la región para dirigir Coca-Cola (entre 1923 y 1954). Convirtió una empresa ya algo conocida en la marca mundial que es hoy en día, gracias a una gestión moderna y una organización muy elaborada.

 

 

La modestia es una fuerza…

 

En su despacho tenía enmarcado una cita que consideraba como su credo: “No hay límites a lo que puede hacer un hombre o hasta donde pueda llegar si no le importa quien recibe el mérito”. Decía la gente que trabajaba con él que aplicaba este principio a si mismo, y que en muchas ocasiones dejaba el mérito de los éxitos a terceras personas.

 

 

… porque nunca se llega a un éxito definitivo

 

En la misma línea de ideas, su cita favorita era la siguiente: “Cuando comparo lo que he perdido con lo que he ganado, o lo que he fallado con los objetivos que quizás haya alcanzado, queda poco sitio para el orgullo.” Se puede entender como otra referencia a la modestia, pero también como una forma de decir que nunca se llega a un éxito definitivo, y por lo tanto que siempre hay que seguir trabajando.

 

 

Ir al encuentro del cliente

 

Para incrementar las ventas de la famosa gaseosa, Woodruff ideó estudios estadísticos muy precisos (algo revolucionario para la época), para conocer la ubicación de los grandes núcleos de personas y los ejes más transitados. El objetivo era estar cerca del cliente, y poder tener una tienda distribuidora allá donde hubiese una sed.

 

Para conseguirlo, elaboró un sistema de producción y distribución en las inmediaciones de las grandes ciudades, para dibujar la red de comercialización más óptima posible.

 

 

Construir una marca

 

Todavía hoy en día Coca-Cola sigue siendo una marca muy conocida por sus anuncios que se centra en el consumo familiar. Woodruff insistió mucho en esta estrategia de comunicación suave pero efectiva. Bajo su dirección se inventó el primer patrocinio de los Juegos Olímpicos, cuando la compañía de Atlanta se convirtió en 1928 en la bebida oficial de los Juegos de Ámsterdam.

 

 

Pensar en un mercado global

 

Quizás compañías como Apple o Google hayan desplazado a Coca-Cola como marca más valiosa del mundo, pero lo cierto es que la bebida roja probablemente siga siendo uno de los símbolos más conocidos en todo el planeta. Uno de los motivos es que fue pionera en internacionalizarse.

 

Woodruff lideró esta estrategia global, iniciada al final de los años 20, pero que realmente recogió sus frutos al final de la Segunda Guerra Mundial. El empresario prometió entonces que cualquier soldado americano, estuviera donde estuviera en el mundo podría encontrar una botella de Coca-Cola por 5 centavos.

 

En Europa sin duda esta apuesta funcionó a las mil maravillas, con la adopción por los países occidentales de algunos de los productos más apreciados por los soldados, que actuaron como prescriptores de la marca.

 

 

 

Tanto si te gustaron estos consejos como si no, te invitamos a conocer los pensamientos y estrategias que hicieron ricos a algunos de los empresarios más famosos del mundo. Visita nuestra categoría 5 consejos de…

 

 

Artículos relacionados:

5 frases de John D. Rockefeller para emprendedores

5 frases de Soichiro Honda, empresario japonés

Lakshmi Mittal: 5 consejos empresariales del millonario indio

 

 

RSS Icon Suscríbete a nuestro RSS o Abónate a nuestro boletín icono email

 

 

 

 

Tags: robert woodruff, coca-cola

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*