15 formas de encontrar ideas de artículos para tu blog

encontrar-ideas-articulos-blog

 

 

 

Ya hemos comentado aquí que crear un blog era una buena forma de ganar dinero. Para los blogueros que tienen miedo de encontrarse sin inspiración, voy a daros algunos consejos que en algunas ocasiones son muy útiles.

 

 

1. Inspirarse de los eventos recientes

 

Al igual que cuando no se sabe de que hablar con un desconocido se empieza por hablar de temas de actualidad, en un blog es perfectamente posible inspirarse de la actualidad para encontrar ideas interesantes. Evidentemente, no todo vale, y la noticia tiene que estar algo relacionada con la temática del blog.

 

Una fuente de inspiración puede ser los temas del momento de Twitter, aunque van y vienen tan rápido que existe la posibilidad que mientras se escriba el artículo el tema haya dejado de ser noticia. Tampoco es bueno hablar de lo mismo que todos. Por ejemplo, en este blog no quise escribir ningún artículo sobre Steve Jobs en el momento de su muerte, porque me parecía que demasiadas personas estaban comentando el tema.

 

 

2. Analizar los temas horizontal o verticalmente

 

Aunque no lo creas, los temas que se pueden tratar en un blog, incluso especializado, son prácticamente ilimitados. Muchas veces pensamos que hemos abordado un tema cuando solo hemos rozado algunos aspectos. Un buen método para encontrar ideas de artículos en pensar en temas que ya hemos tratado e ir derivando hacia asuntos asociados, bien horizontalmente (aspectos distintos de una misma temática), bien verticalmente (etapas anteriores o posteriores de una misma problemática).

 

Por poner un ejemplo de análisis vertical: si mi blog trata de ciclismo, podría dar unos consejos para escoger un buen material, luego consejos para calentar antes de hacer un recorrido, como diseñar el recorrido, como alimentarse durante el esfuerzo, como mejorar la seguridad, como dosificar el esfuerzo, como recuperar, como pedalear en grupo, etc.

 

 

3. Volver a leer los artículos anteriores

 

En relación con el punto precedente, una buena forma de encontrar nuevas ideas es leyendo los artículos que publicamos anteriormente, porque en muchas ocasiones nos daremos cuenta que no tratamos algún aspecto importante. Podemos volver a escribir sobre lo mismo pero desde un nuevo ángulo, o completando con datos nuevos (si el artículo es ya antiguo). Podremos profundizar algún aspecto.

 

Por ejemplo, si hemos dado 10 consejos para un tema concreto, es posible que alguno de estos consejos merezca más que un párrafo resumido en un artículo tipo lista.

 

 

4. Inspirarse de los comentarios de los lectores

 

La sección de comentarios de un blog es una gran fuente de inspiración para el redactor del mismo. En ocasiones se producen discusiones muy interesantes que pueden dar lugar a un buen artículo de fondo. En general, los lectores aportan nuevos puntos de vista y datos adicionales que permiten ampliar la visión sobre una problemática.

 

Los comentarios también reflejan los intereses de los lectores, que a veces pueden ser un poco distintos de los del redactor, y le permiten abrir su mente a otros temas relacionados con el asunto del blog.

 

5. Preguntar a los lectores

 

Si tu blog ya tiene un buen número de suscriptores o seguidores en las redes sociales, puedes preguntarles directamente si les gustaría que se tratase un tema un concreto. Evidentemente, no se puede abusar de este recurso pero es una posibilidad.

 

Una variante es hacer una encuesta entre los lectores del blog y analizar sus resultados. (lo hice hace algunas semanas). Pero insisto en que es necesario ya tener una base importante de lectores, porque la participación a este tipo de iniciativas es bastante baja porcentualmente.

 

 

6. Inspirarse de otras publicaciones

 

¡Cuidado! No se trata de hacer un plagio de otros artículos, sino de inspirarse de temas tratados en la prensa especializada o en otros blogs. Lo esencial es aportar algo diferente a lo que ya se haya escrito sobre el tema, y si se va a usar ideas de otras personas, citar las fuentes y enlazar correctamente los artículos.

 

 

7. Hacer entrevistas

 

Las entrevistas son interesantes porque permiten dar un punto de vista distinto a lo que suele argumentar el redactor del blog. Aquí mismo tenemos una sección de entrevistas a emprendedores que a mí siempre me ha parecido interesante y que parece gustar bastante a los lectores, ya que estos artículos suelen ser más leídos que la media de los artículos publicados.

 

 

8. Los artículos tipo lista

 

No hace falta ir muy lejos para encontrar este tipo de artículo. Este post es un ejemplo muy claro. El propósito es ofrecer a los lectores una fuente de información completa y concisa sobre un tema en concreto, intentando agrupar por grandes ideas los puntos más importantes de la temática.

 

En el caso de este artículo, el objetivo está claro: una persona que no tenga inspiración debería encontrar por lo menos algo para empezar después de leerlo.

 

El problema de las listas es abusar del recurso. En mi caso intento escribirlas solo cuando me parece relevante para la temática, y no tengo claro si escribo demasiados artículos de este tipo o demasiado pocos.

 

 

9. Usar las estadísticas

 

Si quiere usar su blog como fuente de ingresos, lo primero que tiene que hacer es seguir los datos de audiencia gracias a las estadísticas (las de Google Analytics por ejemplo). De esta forma podrá ver cuales son los artículos más leídos y las palabras claves más usadas. Esto le puede dar pistas sobre el tipo de información que buscan los lectores para redactar un artículo sobre ello.

 

 

10. Cambiar el formato

 

Para descansar de escribir tantos artículos, puede probar con otro tipo de contenidos. A veces, una buena infografía vale más que mil palabras. También puede usar el audio (podcast) o el video. Cambiar el formato permite enfocar las ideas de otra forma, y liberarse de algunos de los límites de lo escrito.

 

 

11. Hablar de la experiencia propia

 

Lo normal es que el redactor de un blog escriba sobre un tema que conoce muy bien, porque lo vive. Si cada día estás inmerso en la temática de tu blog en la vida real, es muy probable que tu propia experiencia te permita escribir artículos interesantes.

 

Tiene además la ventaja de salir de las generalidades para tratar de la vida concreta, algo que cualquier lector apreciará. Si vuelvo al ejemplo del ciclismo, estoy seguro que un corredor amateur tiene más de una anécdota que contar sobre caídas, golpes de calor, sustos, alegrías, etc.

 

 

12. Escribir en un papel para organizar las ideas

 

Luchar contra el síndrome de la hoja en blanco puede ser muy fácil: basta con empezar a escribir. Empezando con grandes conceptos relacionados con la temática, y las ideas asociadas. Hacer este trabajo puede ayudarnos a encontrar muchas ideas que van apareciendo a medida que enumeramos los conceptos.

 

 

13. Apuntar la idea cuando se nos ocurre

 

A veces confiamos demasiado en nuestra memoria, y esta es muy traicionera. Estamos en el metro, o parados en el tráfico mañanero y se nos ocurre una idea. Pensamos “esto es una buena idea para el blog” y creemos que seremos capaces de acordarnos. Pero lo más probable es que la cantidad de asuntos y temáticas que tenemos que tratar en el día acaben por hacernos olvidar esta idea. Tan solo unas pocas sobrevivirán a la criba de nuestra mente.

 

La única solución es apuntar todas estas ideas en el momento en el que se nos ocurren. No hace falta desarrollar toda la idea, lo normal es que con cuatro palabras seamos capaces de recordar la problemática que queríamos plantear, pero de todos modos, cuanto más apuntemos, menos riesgo de olvido tenemos. Si antiguamente tendríamos que andar todo el tiempo con un bolígrafo y un cuadernito, hace tiempo que el móvil es un buen sustitutivo.

 

14. Hacer una lista preventiva de artículos

 

Más vale prevenir que curar. Lo mismo pasa con la inspiración para los artículos del blog. Si nos tomamos la molestia de escribir en un papel o un archivo una lista con cincuenta ideas de artículos, tendremos según nuestro ritmo de publicación, material para los próximos dos a 6 meses.

 

Puede que algunos de los temas que apuntemos no los vayamos a tratar nunca, pero al menos están allí, y nos ayudarán si llega el tan temido día en el cual no se nos ocurra nada más.

 

 

15. Leer libros especializados

 

Si te apasiona un tema, es probable que vaya a leer libros que tratan de ello. Después de la lectura, puedes compartir tus impresiones con los lectores, resumiendo las ideas principales del libro y aportando nuevos datos o preguntas. La ventaja es que nos obliga a hacer un ejercicio de síntesis de lo que hemos leído, algo bastante positivo para nuestra cultura general.

 

Artículos relacionados:

Un ejemplo de pago único

¿Cuál es la edad ideal para emprender?

10 estrategias de ventas para la Navidad

 

 

 

RSS Icon

Suscríbete a nuestro RSS o Abónate a nuestro boletín icono email

 

 

 

Sigue el blog en Facebook

 

 

Tags: encontrar ideas artículos blog, inspiración, ganar dinero con un blog, consejos para un blog

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*