Aprender chino para incrementar tus opciones de negocio

China todavía no es la primera economía mundial en términos de PIB nominales (ya lo es en paridad de poder adquisitivo), sin embargo, es el líder mundial en varias áreas económicas, y parece que la cosa vaya a ir para largo, por lo que si quieres aumentar las ventas de tu negocio, aprender chino puede ser una muy buena opción. Te voy a contar tres hechos que deberían llamarte la atención.

El turismo chino es el mayor mercado mundial desde 2012

Y no para de crecer. Concretamente, según la Organización Internacional del Trabajo, desde el 2004, el gasto de los turistas chinos en el extranjero no ha parado de incrementarse a un ritmo superior a los dos dígitos, año tras año. En 2016, volvió a subir un 12% y ya representa un mercado mundial de 261.000 millones de dólares, es decir el triple de lo que se gastan los estadounidenses. Los ciudadanos han realizado 135 millones de desplazamientos en el extranjero, y cuando tienes en cuenta que EEUU, con una población de 323 millones de habitantes, realiza 80 millones de desplazamientos al año, te puedes imaginar el potencial de crecimiento del turismo chino, ya que este país tiene casi 1.400 millones de habitantes.

Por esto motivo, montar negocios relacionados con el turismo y orientados a ciudadanos chinos puede ser una idea rentable. Y para incrementar tus oportunidades, nada mejor que hablar el idioma de tus clientes.

La primera industria del mundo

Según el Banco Mundial, la industria representa el 40% del PIB chino, el doble porcentualmente de EEUU (la industria en España representa un 23% del PIB según el mismo organismo). Esto significa que la industria china es la más grande el mundo. Representa un PIB aproximado de 4.500 millardos de dólares, mientras EEUU tiene un PIB industrial de 3.700 millardos.

Ser la primera industria del mundo implica necesitar muchos proveedores de maquinarias. Una de mis amigas de aquí, en Valencia, trabaja para una empresa local muy internacionalizada. Y precisamente, mi amiga habla chino y se ocupa de este mercado. No voy a entrar en detalles, pero fabrican soluciones tecnológicas para la industria textil.

Otro amigo mío, se dedica a importar los productos comprados a buen precio en China, y no por Aliexpress, sino viajando allí de vez en cuando para encontrar buenos negocios, para su posterior reventa en España. Evidentemente, habla chino.

Podría seguir con más ejemplos sobre cómo hacer negocio con la industria china pero creo que queda claro que saber el idioma es una oportunidad.

Una comunidad creciente en España

En enero del 2007, residían en España 112.086 ciudadanos de nacionalidad china, según los datos del Instituto Nacional de Estadísticas. En enero de 2017, es decir diez años después, y pese a la crisis económica que ha conocido el país, el número de residentes chinos ha aumentado hasta las 177.738 personas. Representa un incremento del 58%, mientras la población total de España se ha estancado. Es la quinta comunidad extranjera más numerosa en España.

Cada vez que hay una minoría importante en un país, representa una oportunidad de negocio. Pero en este caso, bastante más, porque muchos ciudadanos chinos son los dueños de un gran número de comercios y de empresas mayoristas. Evidentemente, esos empresarios aprenden español porque viven aquí, pero aun así, saber chino es una ventaja para cualquier emprendedor interesado a hacer negocio. Compartir el idioma acerca mucho a las personas. Da más confianza, más seguridad, y más oportunidades de trabajar juntos.

El turismo chino, la industria china, y el crecimiento de la comunidad china eran los tres argumentos que te quería presentar para mostrarte el interés de aprender chino. Puedes compartir tu opinión en la sección de comentarios (se moderan).

Artículos relacionados

antoine 80
Me llamo Antoine Kerfant y llevo 7 años asesorando a emprendedores.

Descubre ya mismo si tu idea de negocio es buena gracias a mi ebook.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*