Ampliar mercados: vender el mismo producto a dos colectivos muy diferentes

ampliar-mercadosLo que me ha decidido a escribir este artículo es ver en televisión los anuncios del producto de la marca Clearblue, y como consiguen vender exactamente lo mismo a dos colectivos totalmente opuestos. Pero otra estrategia de ampliación de mercado puede simplemente ser adaptar tu concepto a nuevos usos, como lo que hizo Violight.

Clearblue, un producto para dos colectivos opuestos

Es curioso ver como esa compañía ha conseguido crear dos productos (que realmente son exactamente lo mismo), para dirigirse a dos colectivos totalmente opuestos. Lo que venden es un test de ovulación, que permite elegir el mejor momento para concebir un hijo, y por lo tanto su mercado natural son las parejas que buscan ampliar la familia.

Pero claro, en una pareja estable que quiere evitar los métodos de contracepción como la píldora o los preservativos y no quiere hijos, el mismo producto se convierte en un avisador de peligro. Esta vez, en lugar de indicar el mejor momento para concebir, indica el peor momento para tener relaciones sexuales sin protección. El funcionamiento es exactamente el mismo, solo cambia el packaging y por supuesto el mercado.

Me parece interesante porque en base a este ejemplo puedes preguntarte si tu producto u servicio podría ser vendido a un colectivo radicalmente distinto a tus clientes actuales, con una mínima adaptación y un poquito de marketing.

Violight, del cepillo de dientes al móvil

La empresa norteamericana Violight inicio su andadura con un producto interesante: la limpieza de cepillos de dientes con luz ultravioleta. Hasta que un día, se plantearon que otro aparato podía acaparar muchos gérmenes: el teléfono móvil. Por eso crearon una versión adaptada de su producto estrella destinada al mercado de la telefonía. Sin embargo, tras un principio prometedor, las expectativas de ventas no se concretaron y discontinuaron la producción.

Que no haya funcionado no es motivo para no citar este ejemplo, porque la lógica es muy recomendable. En lugar de crear productos nuevos, una muy buena idea es ver si se puede adaptar un poco el existente a un mercado distinto. En otras palabras, es una inversión a menudo muy rentable buscar nuevas aplicaciones a un mismo producto antes de partir del mercado para crear un nuevo artículo.

¿Conoces otros ejemplos de adaptación de un mismo producto para conquistar nuevos mercados? Compártelos en la sección de comentarios.

Artículos relacionados:

12 indicadores para tu empresa
Consejos para unas buenas compras
¿Merece la pena usar un plan de empresa ya hecho?

¿Te ha gustado el artículo? Hazte seguidor del blog en Google+, Facebook o Twitter.

También puedes seguir mi perfil personal en Google+.

RSS Icon Suscríbete a nuestro RSS o Abónate a nuestro boletín icono email

antoine 80
Me llamo Antoine Kerfant y llevo 7 años asesorando a emprendedores.

Descubre ya mismo si tu idea de negocio es buena gracias a mi ebook.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*