5 frases de Martin Varsavsky, fundador de Jazztel y Fon

m.varsavskyMartin Varsavsky es un empresario argentino, muy conocido en España por haber creado las empresas de telecomunicaciones Jazztel y Ya.com, que luego vendió. Pero esas dos compañías no fueron sus únicos éxitos empresariales. A los 27 años ya había hecho fortuna con negocios inmobiliarios. Antes de Jazztel fundó Viatel, otro éxito en las telecomunicaciones, y ahora está con Fon (apoyada por Google) y Prelude Fertility, una empresa que ayuda parejas a tener hijos.

Lo que es muy interesante con Varsavsky es que es un “serial entrepreneur”, que ha tenido éxito en muchos proyectos muy diversos. De allí que merezca la pena escucharle cuando habla del tema.

1º El secreto es delegar

La habilidad más importante que tiene un emprendedor es reconocer el talento de los demás, que luego lleva a delegar.

Creo que destruiría mis empresas si intentará hacerlo todo por mí mismo, de verdad creo que delegar es crucial.

Me parece un punto fundamental. Lo hemos comentado más de una vez en el blog. No puedes hacerlo todo. Tienes que centrarte en lo que realmente importa, sino, tu energía se va diseminando en cosas benignas y no progresas sobre los elementos realmente estratégicos para tu éxito.

Foto: Joi Ito http://flickr.com/photos/35034362831@N01/8263265505

Foto: Joi Ito en Flickr

2º Eligiendo al equipo

El paso siguiente es mirarte al espejo. Sé que es paradójico porque te ves a ti mismo, pero tienes que pensar, ¿qué no soy? Y también ¿Qué es lo que mi empresa no tiene? Una vez que tienes partes de tu empresa, de alguna forma es como el espejo de la persona que falta.

Otro gran consejo. Tienes que rodearte de personas que van a hacer tu proyecto más fuerte. Es decir talentos que te complementan. Varsavsky por ejemplo ha citado que como él tiene un estilo más improvisado, se rodea de personas muy metódicas, pacientes y organizadas. Para eso tienes que conocer las cualidades que tú o tu empresa no tenéis, para poder elegir personas que sí las tienen y te aportaran valor y equilibrio.

3º Montar un éxito duradero

Cuando empiezo una empresa, trabajo como un loco. Durante un año hago una cantidad de trabajo realmente increíble. Pero después de este año, pongo en marcha un gran equipo y trabajo mucho menos.

Eso me parece ser a la vez muy humilde y práctico. ¿Cuántos pequeños empresarios creen que no se pueden jubilar, y menos irse de vacaciones, porque piensan que sin ellos la empresa no puede seguir adelante? Y a menudo tienen razón. Pero no porque ellos son imprescindibles, sino porque no han sabido delegar y confiar en el talento de los demás, o no han sabido encontrar los perfiles de profesionales en quienes podrían delegar. Creo que todo empresario debería pensar muy rápidamente, una vez que la empresa ya funciona, en responder la siguiente pregunta: ¿cómo organizo las cosas para que el negocio funcione sin mí?

4º Sobre la importancia relativa del dinero

Podría haber dejado de trabajar, pero no trabajo para ganar dinero. El dinero es un efecto colateral de mi trabajo.

Es difícil saber hasta qué punto esa afirmación es completamente sincera, porque no conozco personalmente a Martin Varsavsky, y no sé si su motivación es crear cosas que funcionan como él afirma o si como muchas personas tenía ambiciones de conseguir más y más. Pero eso realmente importa poco, porque creo que hay otra idea interesante aquí. Personalmente, creo que cuando haces algo que te gusta, tiendes a ser bueno en ello, y por lo tanto es más probable que tengas éxito. Si tu motivación principal es el dinero, entonces probablemente te cueste más.

5º Sobre el potencial de un negocio

Estoy seguro que se puede hacer algo de dinero con eso, pero no sé cuántas personas estarán de acuerdo en pagar.

Cuando tienes una idea de negocio, este problema es fundamental. Puedes tener una idea muy buena, que aporte valor a los consumidores respecto a lo que ya existe, pero, si la gente no está dispuesta a pagar para obtener ese valor añadido, entonces tu idea se queda en eso, y nunca se convierte en empresa. Y eso es lo que hace tan imprevisible emprender: el no saber cómo va a reaccionar el mercado a tu producto. Y solo tienes una forma de saberlo, que consiste en lanzar tu negocio y reaccionar rápidamente a la respuesta de los consumidores para mejorarlo.

Artículos relacionados:

antoine 80
Me llamo Antoine Kerfant y llevo 7 años asesorando a emprendedores.

Descubre ya mismo si tu idea de negocio es buena gracias a mi ebook.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*