3 productos que puedes vender con un modelo de suscripción

cepillo de dientesLos sistemas de suscripción son muy interesantes, como lo detallé hace unos años en un artículos donde te daba otras 10 ideas con este tipo de modelo de negocio. Hoy me voy a centrar en tres productos que se podrían vender de esa forma, y que he seleccionado porque cumplen algunas características interesantes para un negocio basado en la suscripción.

Tres criterios a valorar para montar un modelo de suscripción

  • Elegir un producto que requiera ser renovado regularmente. Evidentemente, tu interés si quieres tener un negocio con ingresos recurrentes, es ofrecer un producto que tus clientes tendrían que comprar periódicamente. El sistema de suscripción les facilita la vida.
  • Optar por un producto pequeño. Si quieres que el precio sea atractivo, tienes que minimizar el coste logístico de envío. Lo ideal es que puedas mandarlo por correo normal.
  • El producto tiene que tener cierto valor. Si el precio del producto es muy bajo, entonces no serás competitivo cuando sumes tus costes logísticos.

Esos criterios no son absolutos. Hay modelos de suscripción que consiguen ser exitosos a pesar de no cumplirlos. Por ejemplo, las empresas que gestionan las fuentes de agua y sus botellones recargables no cumplen los dos últimos puntos. Cobran el agua mucho más caro que si la compras en un supermercado, sin que sea agua de manantial, y aun así consiguen clientes.

productos para modelos de suscripcionCuerdas para guitarras

Este es claramente un nicho de mercado. Para preparar este artículo estuve buscando cuantas personas tienen una guitarra en España, y lo único que encontré es un artículo de 2002 que habla de unas 300.000 guitarras vendidas al año en este país. A mi esa cifra me pareció demasiado alta, pero incluso si en realidad hay menos que eso, el mercado de sustitución de cuerdas debe de ser notable, especialmente para los músicos, que son los que le dan mucho uso al instrumento.

Un paquete de cuerdas de buena calidad puede venderse por unos 10€. Conseguir unos 2.000 clientes regulares no me parece algo demasiado descabellado a medio y largo plazo. Si la frecuencia es mensual, se podría tener un pequeño negocio que facture 20.000€ al mes. No tendría mucho margen de crecimiento, pero es para pensárselo. Es un modelo que ya existe en Estados Unidos.

Pasta y cepillo de dientes

Otro producto que no ocupa mucho espacio, y que tenemos que comprar cada mes es la pasta de dientes y también el cepillo, que hay que renovar a menudo. Aquí el mercado potencial es gigante, aunque es difícil imaginar vender por más de 5€ el pack. Si te extraña que la gente compre así su pasta de dientes tienes que saber que hay modelos exitosos con hojas de afeitar o condones.

Calcetines y calzoncillos

Obviamente, un par de calcetines o unos calzoncillos duran mucho más que un mes, pero puede ser un modelo de suscripción interesante si mandas un par de calcetines cada dos meses, por ejemplo. Al año serían 6 pares, y  suponiendo que una persona tenga unos 18 pares en su cajón de la ropa, estaríamos hablando de una vida útil de tres años por cada producto, que creo que es algo razonable.

Para facilitar las cosas y no perder clientes, lo ideal sería permitir a los usuarios que cambien la frecuencia de renovación fácilmente desde la página de la empresa, en función del desgaste del producto según el uso que le diesen. Se podrían vender solo calcetines, solo calzoncillos, o ambos artículos de ropa interior.

 

¿Qué te parecen estas tres ideas? ¿Has pensado en algún otro producto físico que encajaría bien con un modelo de suscripción? No dudes en compartir tus ideas en nuestra sección de comentarios. Hay moderación.

Artículos relacionados

antoine 80
Me llamo Antoine Kerfant y llevo 7 años asesorando a emprendedores.

Descubre ya mismo si tu idea de negocio es buena gracias a mi ebook.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*