10 diferencias entre empleados y emprendedores

diferencia-emprendedor-empleado¿Alguna vez te has preguntado si realmente tenías una personalidad emprendedora o si era mejor para ti ser empleado? Hoy te presento una lista de diferencias entre ambos perfiles según Keith Cameron Smith. A mí me parece un planteamiento un poco subjetivo a favor de los emprendedores, pero también tiene unas cosas interesantes. Juzga por ti mismo.

10º- Los emprendedores se educan más de lo que se entretienen…

…Y los empleados se entretienen más de lo que se educan. Incluso, yendo más allá, los emprendedores tienden a tener entretenimientos que les inspiran a seguir actuando y aprendiendo, mientras los empleados buscan en el entretenimiento una vía de escape a la rutina. Uno buscan formarse con una visión de futuro clara, mientras los otros solo ven la formación como algo obligatorio para conseguir un trabajo y nada más.

9º- Los emprendedores tienen una visión positiva del fracaso, los empleados lo ven como algo negativo.

Como decía Henry Ford: fracasar es la oportunidad para intentarlo otra vez de forma más inteligente. El fracaso (con distintos grados) es inevitable en la aventura empresarial. Pero la gran diferencia entre emprendedores y empleados es que unos lo ven como una fuente de aprendizaje, y otros lo ven como un punto final, que además contagia vergüenza a la persona que ha fracasado.

8º- Los emprendedores encuentran soluciones. Los empleados resuelven problemas.

Puede parecer lo mismo pero no lo es. Más allá del planteamiento positivo de la primera afirmación, también hay una diferencia de visión a medio y largo plazo. El emprendedor quiere poner en marcha una solución duradera. El empleado quiere quitarse el problema de encima, sea como sea.

7º- Los emprendedores saben un poquito sobre muchas cosas. Los empleados saben mucho sobre pocas cosas.

¿Por qué es eso? Simplemente porque un emprendedor tiene que resolver problemas muy diferentes cada día, desde aspectos comerciales hasta recursos humanos o finanzas, mientras el empleado se limita a la definición de su puesto de trabajo. Con eso no se quiere decir que un especialista en un campo no pueda ser un gran emprendedor, pero si lo quiere ser, tendrá que aprender un poquito sobre muchas más cosas que lo que inicialmente conocía.

6º- Los emprendedores dan y reciben alabanzas y críticas. Los empleados no alaban y evitan las críticas.

Un emprendedor tiene que manejar los elogios con cuidado, pero tiene que reconocer cuando alguien se los merece. Esto es muy importante para la motivación del equipo o la negociación. De la misma forma, debe ser capaz de criticar y recibir críticas. Se trata de nuevo de aprender de los errores para adaptarse mejor. Un empleado evitará los elogios y en general se tomará mal las críticas.

5º- Los emprendedores dicen: “la responsabilidad es mía”. Los empleados dicen: “no tengo la culpa”.

Otra diferencia importante: responsabilidad y culpa no son lo mismo. El empleado, que no acepta la crítica porque la ve como un castigo, y que no acepta el fracaso porque lo ve como una vergüenza, también busca evitar la responsabilidad porque la analiza en términos de culpa. En otras palabras: el empleado se lleva las cosas al terreno personal, en lugar de ver lo positivo de aceptar una responsabilidad.

El emprendedor acepta su responsabilidad, porque sabe que si no lo hace, estaría negando su error, y por lo tanto sería incapaz de aprender del fallo para mejorar.

4º- Los emprendedores crean riqueza. Los empleados ganan dinero.

Una empresa crea valor aportando una solución a sus clientes. Una empresa tiene un potencial de crecimiento que un trabajo de empleado nunca podrá tener. El empleado cumple con un trabajo definido por un importe definido. El emprendedor crea una riqueza que en teoría no tiene techo, pero que depende de muchos factores y está sometida a más riesgos.

3º- Los emprendedores vuelan con las águilas. Los empleados picotean con los pollos.

Las perspectivas son muy diferentes. Un emprendedor se rodea de otros emprendedores, personas en general creativas e innovadoras, personas con visión, personas con éxito… El empleado se queda en un mundo de empleados, donde la creatividad es baja y la norma es la rutina.

2º- Los emprendedores miran al futuro. Los empleados miran al pasado.

Una de las grandes diferencias entre emprendedores y empleados es la visión. La visión hace que las cosas ocurran. Como dijo Alan Kay, la mejor forma de predecir el futuro es inventarlo. Y eso es lo que hacen los emprendedores, mirar hacia el futuro, inventarlo con nuevas ideas y soluciones innovadoras. Los empleados a menudo se quedan atrapados en los razonamientos del pasado.

1º- Los emprendedores toman riesgos porque tienen confianza. Los empleados van a lo seguro porque tienen miedo.

La problemática del miedo y de la confianza en sí mismo la hemos comentado muchas veces en el blog. Muchas personas confunden riesgo y miedo, y se olvidan que ser empleado también tiene sus riesgos (te pueden despedir, por ejemplo, o recortar el sueldo incluso si eres funcionario). Más que una diferencia entre seguridad y riesgo, es una diferencia entre miedo y confianza. Los emprendedores se arriesgan más porque confían más en sí mismos, y porque saben que el fracaso no es definitivo, sino una fuente de aprendizaje.

*  *

Como ves, estas diferencias están un poco orientadas a favor de los emprendedores, pero eso no quita que haya mucha verdad en esas comparativas. ¿A ti que te parece? ¿Conoces otras diferencias? Puedes compartirlas en los comentarios.

Artículos relacionados:

El Business Model Canvas
Una startup de Internet tiene que apuntar a un mercado mundial
La idea de negocio no es tan importante (video)

¿Te ha gustado el artículo? Hazte seguidor del blog en Google+, Facebook o Twitter.

También puedes seguir mi perfil personal en Google+.

RSS Icon Suscríbete a nuestro RSS o Abónate a nuestro boletín icono email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*